Receta: Taboulé

Uno de mis platos preferidos del verano es el Taboulé. Una suerte de ensalada con cous-cous como ingrediente principal que no debe faltar en tu mesa.
Este plato es ideal para todos, pero más aún para aquellas personas que no son muy amigas de la cocina pero si del buen comer. Es de sencillísima preparación. Aquí paso a paso y con todos los detalles.

– ingredientes:
1 vaso cous-cous
2 vasos con agua
2 tomates maduros
1 pepino
1 cebolla mediana
olivas negras de Aragón
sal
comino
aceite de oliva
jugo de un limón
menta o hierbabuena
Estas cantidades son para un taboulé para cuatro personas, dependiendo de la medida del vaso que escojan. Suelo utilizar un vaso grande.

– praparación:
Aclaración: La manera que tengo de preparar el cous-cous es la que me enseño mi amiga Carme y es al revés de lo normal. Sin embargo la ventaja que tiene es que no se me pega, ni se me pasa y este es el motivo por el que la adopté como óptima.
– Calentamos en una sartén honda y mediana/grande con un poquito de aceite de oliva a fuego medio.
– Cuando ya esté caliente incorporamos nuestra medida de cous-cous y vamos revolviendo hasta que lo veamos dorado.
– Seguidamente le agregamos un vaso de agua, utilizar el mismo vaso como medida. Luego rellenar el mismo vaso con agua y reservar.
– Revolvemos el cous-cous para que se vaya cociendo de manera homogénea y cuando veamos que el agua se va evaporando le agregamos un poco más de ese vaso que teníamos reservado, pero no todo de golpe. La idea es ir revolviendo y probando el cous-cous y si está duro y el agua se te va evaporando le vamos agregando de a poco. Normalmente no suelo poner el segundo vaso con agua en su totalidad.
– Una vez cocido el cous-cous lo separamos un bowl y dejamos que se enfríe.
TIP: si quieres hacer este plato para cenar lo ideal es que prepares 2 horas antes el cous-cous para que te de tiempo de enfriarse.
– Cortamos los tomates en daditos
– Picar la cebolla pequeñita
– Pelar el pepino y cortarlo pequeñito
– Pelar varias olivas negras de Aragón. Lo ideal es que sean este tipo de olivas negras porque su sabor es inmensamente mejor que el de las olivas negras normales. Si no vives en España puede que te resulte complicado encontrar este tipo de olivas, pero son muy parecidas a las olivas que se utilizan en los platos griegos
– Picar la menta
– Una vez frío el cous-cous le incorporamos los tomates, el pepino, la cebolla, las olivas y la menta.
– Salamos y le ponemos el aceite de oliva, el jugo de limón, el comino.
– A la mesaaaaa.

+ alternativas: hay personas que le agregan pimiento y pasas de uva. Siéntete libre de agregar ingrediente o quitar alguno que no te guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s