Receta: Quínoa con verduritas

En Europa la Quínoa es un gran desconocido para la mayor parte de la población y en cambio en los sitios más Andinos forma parte de los alimentos más esenciales.
Para los que dejamos de comer carne, independientemente del sitio dónde vivamos, la Quínoa pasa a ser uno de nuestros preferidos, gracias a todo lo beneficioso que nos aporta.
Si eres de aquellos que no saben qué es, puedo contarte lo más básico e importante de este súper alimento, sino también puedes hacer clic aquí y leer el artículo de la wikipedia.
– Se cultiva desde hace más de 5000 años en los Andes.
– Es rica en proteínas y por ser completa contiene todos los aminoácidos que son necesarios para la construcción de proteínas, que utilizamos los seres humanos.
– Fuente de fibra, con variedad de vitaminas y minerales como magnesio, manganeso, hierro, cobre y fósforo.
– No tiene gluten y además es baja en índice glucémico, es decir que manteniendo los niveles de azúcar en la sangre.
– Todos deberían consumir Quínoa, porque además de dar muchas posibilidad en su preparación, es perfecta para; celíacos (por su carencia de gluten), vegetarianos (por su gran aporte proteico), deportistas y mujeres embarazadas.
-Podrás adquirirla en cualquier tienda que venda productos orgánicos o naturistas.

De mi receta de hoy, tengo que decir a favor de ella que quedó deliciosa y la hice a partir de lo que fui encontrando en mi cocina.
Adoro cocinar y sobre todo improvisar, normalmente es cuando mejor me quedan los platos.

Antes de empezar a explicar la receta, sólo recordarte que la Quínoa se quece durante un cuarto de hora o 20 minutos y la mejor comparación es el arroz. No porque se parezcan sino porque el arroz lo hierves, pero lo normal es que lo comas acompañado. Es decir, comer Quínoa  sola es comer arroz blanco, un poquito aburrido.

Dicho esto, ahí va la receta de hoy.

ingredientes

2 alcachofas

4 tomates medianos y maduros

1 puñado de setas deshidratas

1 cebolla

1 calabacín (zucchini)

quínoa

sal, pimienta y especias

preparación

  • ponemos en un bol las setas deshidratas con un poco de agua y las dejamos un rato para que se vayan rehidratando.
  • preparamos las alcachofas quitando la parte de arriba que no se como y sus primeras hojas que son de color muy verde y por más que se cocinen no son tiernas. (ver foto más abajo). Luego las fileteamos de manera que queden finas
  • picamos la cebolla.
  • cortamos el calabacín en daditos y los tomates en daditos.
  • en una sartén ponemos un poco de aceite y le agregamos el romero, casi un ritual para mí ya que es una de mis especias favoritas.
  • mientras tanto coloca agua en una cacerola y pon la quínoa a cocer.
  • incorporamos en la sartén la cebolla y las alcachofas y dejamos que se rehoguen un poco.
  • luego incorporamos el calabacín y el tomate.
  • si ves que las verduritas se están secando un poco, agrega un poco de agua.
  • si las setas ya están rehidratas cuélalas y enjuágalas con un poquito de agua, para eliminar cualquier tierra o arenilla. incorporálas en la sartén.
  • cocina las verduras hasta que queden todas en su punto.
  • una vez que tengas la quínoa cocida, la cuelas y la incorporas en la sartén con las verduritas. revuelve todo y ya lo puedes servir.

** yo le agregué un poco de queso parmesano por encima…. yummy

Acá dejo algunas fotos de la preparación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s