De aquí y de allá: ñoquis del 29

Viendo las estadísticas del blog y los comentarios que me hicieron llegar, me alegré mucho al ver que esta sección gustó en su primera entrega. Creo que la idea de acercar fronteras es buena y que todos podemos aportar cosas…
¡Ahí va una nueva!

Hoy es 29 y me gustaría contarles una tradición que seguro les llamará la atención a los del hemisferio norte y está relacionada con los ñoquis o gnocchi.

En el cono sur, recibe este nombre ya que el continente americano hace forma de cono en la extremidad sureña, los días 29 solemos comer ñoquis y acostumbramos a poner dinero debajo del plato. ¡Sí, sí, han leído perfectamente, ponemos dinero debajo del plato! Evidentemente no es una obligación comer ñoquis, lo hace el que quiere, pero es bastante normal que en casa los preparemos o que sea uno de los platos del día en los restaurants. El hecho de que comamos ñoquis los días 29 no quiere decir que no podamos comerlos otro día del mes, una cosa no quita la otra, es simplemente una tradición y no una condición sine qua non.

Ahora bien, yo conocía parte de la tradición y sabía que tenía dos raíces pero no la conocía en profundidad, así que me estuve informando sobre su origen y aquí comparto la información con todos…

Los profundos orígenes de la tradición “ñoquera
Convengamos que comemos ñoquis porque la comunidad italiana es muy grande tanto en Argentina, Uruguay o Chile y la pasta es una especialidad que está muy arraigada en nuestras cocinas.

  • Parece ser que el origen de la tradición se remonta a una leyenda del S VIII en Nicosia, donde vivía un joven médico que se llamaba Pantaleón que, no sólo se convirtió al cristianismo sino que además peregrinó por el norte de Italia.
    Al joven médico se le atribuyeron milagrosas curaciones y por esto se lo canonizó.
    Dice la leyenda que un buen día pidió pan a unos campesinos quienes lo invitaron a su humilde mesa y éste, en agradecimiento, les auguró un año de buenas cosechas y pesca. La profecía se cumplió y otros milagros se cumplieron, con lo que un buen día a San Pantaleón y a San Marcos, se los consagró patronos de Venecia en el mismo acto. Aparentemente en ese evento se sirvió una sencilla comida que fueron ñoquis.
    Al ritual lo acompaña el hecho de poner un billete debajo del plato que representa nuevas dádivas. No es más que el acto de desear que este se contagie o se reproduzca, otorgándole, así, suerte al comensal.
  • Otro punto a tener en cuenta es que los días 29 están próximos al final del mes, es decir que es la época del mes dónde aún no se ha percibido el próximo sueldo y se comen materias primas que resultan económicas. Los ñoquis más clásicos se hacen a base de papas y harina, que son alimentos que se consiguen a un módico precio.
  • Ahora bien, “ñoqui” en Argentina es también una palabra que se usa en el lunfardo. Este último es el argot que es originario de Buenos Aires y Gran Buenos Aires y que luego se extendió a Rosario y Montevideo (Uruguay). Ñoqui se utiliza como adjetivo, en lunfardo, para referirse a aquellos que cobran un sueldo fijo por hacer absolutamente nada. Lamentablemente es un hábito muy afincado no solamente en Argentina, sino en las culturas latinas.

Variedad de ñoquis:
Como explicaba antes los ñoquis más habituales suelen hacerse de patatas y harina, pero me gustaría contarles más cosas. ¿Sabían que son muy fáciles de hacer en casa?

Un día les daré una receta de los clásico de papa para que se estrenen haciendo pasta casera. Estos últimos no son mis favoritos, sino los de ricotta, que son mucho más ligeros. También se pueden hacer de calabaza, de espinacas, rellenos y soufflé.

Antes les comenté que la pasta estaba muy ligada a nuestra idiosincrasia y para ir terminando les cuento una curiosidad. En Argentina y sé a ciencia cierta que en Uruguay también sucede, tenemos fábrica de pastas, es el nombre que le damos a la tienda que te vende la pasta fresca del día, algo así como la panadería pero de la pasta. Esto que para los argentinos nos parece una obviedad, en Europa no existe, de hecho no lo vi ni en Italia.

Costumbres que nos hacen parecidos y diferentes a la vez.

Espero que les haya gustado y hasta la próxima.

Compartí tus comentarios, dudas o sugerencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s