La vuelta al mundo analógico a través de la Lomografía

Cuenta la historia que un día a comienzos de los 90’s dos estudiantes austríacos se encontraron una Lomo Kompakt Automat, una pequeña cámara rusa, y enseguida se pusieron a sacar fotos. La sorpresa llegaría poco después cuando vieron reveladas esas imágenes. Los colores eran saturados e intensos y las fotos quedaban enmarcadas por viñetas. Y así fue como estos dos jóvenes quisieron tener su propia cámara y dieron comienzo a un nuevo estilo de fotografía más experimental, más anárquico, dando lugar al nacimiento de la Lomografía.

Estos jóvenes se trasladarían a San Petersburgo para cerrar un contrato que les permitiera tener la distribución mundial de estas camaritas. El movimiento tuvo un buen recibimiento y después llegarían las exposiciones, instalaciones y eventos. Más tarde se desarrollarían nuevos productos, películas y accesorios.

Quizás la parte más curiosa en toda esta historia es que a medida que pasó el tiempo y nació la fotografía digital y está se profesionalizó, la Lomografía en lugar de morir está más viva que nunca. Y la pregunta es por qué, qué tiene la Lomografía que la hace especial.

Cuando la teoría de la fotografía dice que una imagen viñetada es producto de una aberración de la lente, dicho de otra manera que la lente es de mala calidad, este paso a ser uno de los mayores atractivos de las cámaras Lomo.
¿Y qué me dicen de esos colores? Suelen ser bastante saturados y de aspecto poco real.
Y ya para acabar de rematar el tema, la vuelta a los rollos fotográficos, porque la fotografía digital mato nuestras ansias de saber cómo había quedado la imagen y por supuesto nos dio la posibilidad de eliminarla si esta no es de nuestro agrado, pero con la Lomografía volvemos a recuperar esa intriga. ¿Acoso no se acuerdan del momento en el que nos daban en mano el sobre con las fotos? ¡Qué nervios! Se hacía una primera vista rápida para sacarnos la incógnita del resultado final y luego se miraban con detenimiento buscando los detalles.
Lomo usa una película de 35mm y hay cámaras para todos los gusto como la famosa Lomo LC-A, la Colorsplash y sus filtros de colores, o la Diana F+ que ya es una cámara de culto y con un estilo auténticamente 60’s. También está la Lomo Lubitel 166+ y las clásicas rusas como Fed 5 Refurbished o las cámaras de multi lentes o las ojo de pez.
Si ya les ha picado el bichito de la curiosidad pueden echar un vistazo en la página oficial de Lomo en España http://www.lomospain.es/

Pero no todo el mundo tiene una cámara Lomo o bien no quiere comprarse una por ahora. Tengo una solución a esto y son los App para móviles.
Acá les dejo dos opciones que no están nada mal. La ya mencionada Instagram y la otra es Leme Leme o Leme Cam, está última es gratuita y ofrece muchos filtros de colores, aunque hay algunos de estos que no están disponibles sin previo pago de la versión full de la App.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s