Boris Hoppek. Un artista con múltiples aptitudes.

 

¿Se acuerdan que hace unos años había unos spots de Opel Corsa dónde salían unos muñecos de trapo? Precisamente hoy quería hablarles de ellos o más bien de su creador, el artista Boris Hoppek.
Personalmente los spots C’Mon, me cautivaron desde el primer momento. En esos muñecos de trapo, nada había de inocentes y mucho de irreverentes. ¿Alguien se dio cuenta que tenían sexo y hasta llegaban al exhibicionismo?

Boris Hoppek, (Kreuztal, 1970) es un artista alemán que reside en Barcelona y lo podríamos definir como polifacético ya que encasillarlo dentro de un rubro sería más que injusto. Su trabajo empezó con el graffiti, pero actualmente expandió horizontes y podemos encontrar obras suyas que van desde la fotografría, pintura, video, escultura e installation art.

 

The C’Mons

Gracias a estos muñecos tuve la oportunidad de leer sobre este artista e inmediatamente me interesé por el resto de su trabajo.
The C’Mons, son sus bimbo dolls que hacían más de un desmán con tal de hacerse con un Opel Corsa. Pero los muñecos no sólo aparecían en la publicidad, ya que si adquirías un auto te regalaban uno de estos bimbos.
Ahora bien, la característica de los C’Mons es que son sexuados, y eso puede verse tanto en el spot publicitario como en la tienda on line del artista. Sin embargo los que venían con el auto, no. Ahí estaba Doña Censura haciendo una de las suyas. Qué tontería, después de todo ¿quién se iba a escandalizar por esto? De todas maneras con o sin sexo lo que está claro es que este artista alemán empezó a estar en boga gracias a dicha publicidad.

 

86 Negritos

Luego llegarían sus 86 Negritos, que fue una muy interesante exposición que le encargó el centro cultural Baluarte de la Candelaria, en la ciudad de Cadíz (Andalucía). Esta muestra se centraba en la difícil situación de los inmigrantes ilegales procedentes del continente africano. Se buscaba la sensibilización desde el humor negro y la ambigüedad, una curiosa manera de protesta artística.
Era algo así como que de 86 negritos, sólo uno lo consigue. Un mensaje muy duro, pero una realidad que aún hoy en día, y pese a la crisis económica, se sigue viendo en muchos puntos costeros de la geografía española.
La muestra constaba de varias instalaciones interactivas como un bote lleno de hombres negros flotando en el mar, imitando a las desvencijadas embarcaciones que utilizan los traficantes de personas. Otra era una llamada “dispara al negro”, donde por medio de un tirachinas/hondera se disparaba a estos, dando así su imagen de como es el trato al inmigrante. También se refería al tema de la repatriación de ilegales mediante un cañón que apuntaba a África cuya munición eran cabezas de inmigrantes. Por último la muestra culminaba con un enorme cementerio de cartón en memoria de los inmigrantes que no consiguen alcanzar el destino deseado y fallecen en el intento.
Esta exposición tuvo una gran cobertura por los medios de comunicación y finalmente se convirtió en un libro homónimo, publicado por Iguapop, que es la galería a la que el artista pertenece en Barcelona.

También se pueden encontrar parte de sus dibujos a tiza en paredes de los barrios de Ciutat Vella y Gràcia (Barcelona).

Esto es sólo algo de su trabajo, ya que podríamos estar horas hablando de él, así que si se quedaron con ganas de saber más, a continuación dejo su web donde encontrarán más información. http://www.borishoppek.de/
No dejes de entrar y ver el video de Obama Beachball, humor “negro“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s